Ahora con el tema del teletrabajo muchos nos hemos tenido que ver forzados a adaptar algún espacio de nuestra casa que antes no estaba previsto para una oficina. Y es que realmente este espacio es super importante porque pasas ahí de ocho a diez horas en promedio al día… ¡uf, eso es mucho tiempo! Te voy a dar algunos consejos que he aplicado para mí y para mis clientes, con los cuales nos ha ido increíble:

  1. Analiza dónde puede ser tu “centro de control”, un espacio donde tienes todo a mano y no tendrías que estarte levantando constantemente. También es importante que este espacio no sea uno donde te pueden estar interrumpiendo. Por ejemplo, si eres mamá o papá, que los chicos sepan que cuando estás ahí no se te interrumpe porque estás trabajando.
  2. Debe tener iluminación natural, es decir, que haya idealmente una ventana cerca. De esta manera, la luz natural es la que nos indica en qué hora del día estamos. Para mí no hay nada más terrible como los sótanos o edificios donde te metes y no sabes si es de día o de noche. Si requieres de trabajar algunas horas de la noche es super importante que tengas una lámpara led con luz día, pues te ayudará a visualizar tus cosas de una mejor manera.
  3. Antes que el escritorio, la silla es lo más importante de todo! Aunque te parezca increíble así lo es. La silla es donde está tu cuerpo todo el día. Y te voy a enseñar a que diferenciar una buena silla ergonómica , la cual debe:
  4. Ser ajustable en altura. Todos los escritorios vienen a 75cm de altura, pero no todas las personas medimos lo mismo, por tanto, es importante podamos ajustar la altura de nuestra silla para adaptarla a nuestras medidas corporales con respecto al escritorio
  5. La tela debe ser retardante al fuego y suave al tacto. Muchas veces se inicia un corto circuito y el hecho de que tu entorno no arda con la tela es esencial para que no se propague o podamos salir a tiempo, es crucial.
  6. Tener rodines. Para poder desplazarnos y movernos con más facilidad.
  7. Ojalá si tiene apoyabrazos y apoyacabeza. Esto nos ayuda a tener una mejor postura y que nuestros brazos y cabeza no sufran en una mala posición durante muchas horas lo que llega a causar trastornos como el túnel carpal.
  8. Escritorio. El mismo debe ser idealmente de más de un metro de largo, para que puedas tener la computadora, apuntes y todo lo que necesitas tener a mano de forma cómoda. El material más duradero que te recomiendo es la melamina, porque soporta rayaduras, es antimicrobiano y su precio es muy accesible. Sería ideal que tu escritorio sea de los que se le pueden adaptar la altura, de manera, que en algún momento del día puedas estar de pie unos cuantos minutos y luego puedas volver a trabajar sentado (a).
  9. Organizadores. El famoso arturito o gaveteros son esenciales para tener ordenadas las cosas que con más frecuencia utilizas: lapiceros, hojas, cuadernos, folletos, etc.
  10. Puedes aprovechar realmente espacios pequeños dentro de tu casa como lo son el espacio debajo de la escalera, entre dos columnas de paredes, rincones o espacios “muertos” de pasillos.
  11. Las paredes y los colores que tienes alrededor juegan un papel muy importante porque determinan tu estado de ánimo. Te recomiendo que estos colores sean claros, ojalá blancos o colores pasteles. Existe una gran tendencia en mobiliario blanco y madera clara, porque hace ver los espacios más grandes y limpios de lo que realmente son. Huye de un espacio para trabajar donde tus paredes son rojas, azul oscuro o negras porque harán que seas menos productivo.
  12. Ten una planta cerca, si eres de las personas que se les mueren las plantas…ten una plástica, no importa. Estudios han determinado que nuestro organismo funciona mejor cuando estamos con una planta de color verde. Si te gustan las plantas naturales, hay muchas opciones para interiores como suculentas, cactus y lengua de suegra que son muy fáciles de cuidar.
  13. Si necesitas estar totalmente en silencio y el entorno no lo permite, puedes acondicionar el espacio con cortinas, telas colgantes en las paredes de forma que ayuden a aislar el sonido. Una alfombra sería muy útil para esto también.
  14. Ahora tenemos muchas reuniones virtuales y si requieres de un look muy profesional pero tu casa no te lo permite, puedes utilizar una mampara para colocar justo detrás de tu silla, la misma puede ser de un solo color o con una textura suave para no saturar la vista de tu receptor.

¡Espero que estos consejos te sirvan muchísimo y los puedas poner en práctica para aprovechar tu espacio de trabajo en casa y que sea más saludable! Recuerda que con gusto podemos intervenir tu espacio y darte una asesoría personalizada, así como fabricar los muebles que necesitas para aprovechar ese rinconcito y que seas más productivo (a).

Add to cart